Preparando a su hijo para la escuela

El comienzo de la escuela puede ser más fácil si su hijo está familiarizado con el entorno escolar. Las actividades de orientación o transición son una buena idea.

Los preparativos prácticos también ayudan, como organizar los uniformes, las fiambreras y las mochilas con suficiente antelación al primer día de clase.

Familiarizarse con el nuevo colegio de su hijo

En los meses y semanas anteriores al inicio de la escuela, es conveniente que su hijo se familiarice con el entorno escolar. Esto incluye las rutinas y normas, así como el aula, el patio, los aseos, las fuentes de agua, etc.

Aquí tienes algunas ideas:

  • Si tu hijo está en un centro de preescolar o de educación infantil con un programa de transición a la escuela, procura que esté en el preescolar los días que los niños visitan la “escuela grande”.
  • Si su hijo no está en el centro preescolar, visiten ustedes mismos el colegio o averigüen si éste tiene su propio programa de transición.
  • Visite el colegio y, si es posible, conozca al profesor de su hijo. Hágale saber que los profesores están ahí para ayudar y que puede pedir ayuda en cualquier momento.
  • Muéstrele a su hijo dónde están las instalaciones de atención extraescolar, si las utiliza.
  • Asegúrese de que su hijo sabe dónde le va a recoger.
  • Explícale las normas básicas del colegio y por qué son importantes. Por ejemplo: “Si quieres ir al baño tienes que pedirlo. Si no, el profesor no sabrá dónde estás”.

Preparativos prácticos para el inicio de la escuela

Es conveniente tener preparados los uniformes, las fiambreras, las mochilas y los artículos de papelería:

  • Haz que tu hijo se pruebe el uniforme y los zapatos antes del primer día, para asegurarse de que todo le queda bien. Es conveniente que tu hijo lleve los zapatos nuevos unos días antes de que empiecen las clases y practique a atarse los cordones o las hebillas.
  • Elige una mochila que le resulte cómoda a tu hijo. Lo mejor es una mochila con correas ajustables.
  • Elige una fiambrera que tenga una tapa fácil de abrir. Su hijo puede practicar el uso de la fiambrera en el preescolar, o durante un picnic en casa o en el parque.
  • Averigua si tu hijo necesita otros artículos para la escuela: por ejemplo, una gorra, una bata de arte, una bolsa para la biblioteca, lápices, rotuladores, ceras, etc.
  • Asegúrate de que el nombre de tu hijo está claramente marcado en toda la ropa, así como en su fiambrera y mochila.

Gestionar los sentimientos sobre el comienzo de la escuela

Empezar a ir al colegio puede ser un gran cambio para tu hijo, y es posible que se sienta un poco ansioso además de emocionado. Hacerle saber que crees que le irá bien en la escuela puede ayudarle a sentirse positivo. Aquí tienes más ideas para gestionar los sentimientos encontrados:

  • Intenta organizar encuentros con otros niños antes del primer día de clase. Si por ejemplo su hijo asiste a una academia de inglés para niños puede ser útil que tu hijo conozca a otro niño que vaya al mismo colegio antes de que empiece la escuela.
  • Dé a su hijo mucho amor y apoyo. Muéstrese ilusionado y entusiasmado con el comienzo de la escuela de su hijo. Esto le transmite a su hijo el mensaje positivo de que la escuela es emocionante y de que se las arreglará y se divertirá.
  • Lea con su hijo un libro infantil sobre el comienzo de la escuela.
  • Piensa en cómo vas a gestionar tus sentimientos el primer día. Aunque te sientas triste o preocupado, puede ser útil ocultar estos sentimientos a tu hijo. En lugar de eso, intenta despedir a tu hijo con una despedida alegre y confiada, y planea también algo agradable para ti, como un café con un amigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *